sábado, 11 de agosto de 2012

Mente le o welby?. Dr. Carlos Coscollar en medfam

Efectivamente, yo creo que lo que está en juego es el crédito profesional. No me gusta utilizar grandes términos, ni grandes declaraciones de compromiso con los pacientes, porque (no en esta lista, desde luego) cuando se utilizan, suelen escamotear otros intereses. Pero no quiero polemizar, ni está el tema para intentar ser original, ni ocurrente. Distinguía Gérvas en correo previo entre "la irracionalidad romántica" (todo para el paciente) y la "irracionalidad técnica" (todo para la organización). Leía hace unos días un artículo sobre el diferente modo de entender el concepto de gatekeeper norteamericano (EEUU) y el europeo. Simplifiquemos un poco, pero el primero se basaba sobre todo en el papel de filtro para autorizar derivaciones y controlar, finalmente, costos (a instancias, al parecer, de compañías aseguradoras) y el europeo que se justificaba más en argumentos de accesibilidad, continuidad, longitudinalidad, equidad, etc. Parece que lo que prima es el modelo estadounidense (de cancerbero y poquiico más). El propio autor del artículo, para ilustrar más (y sin prescindir de la exageración, que puede ser aclaratoria), incluía en el título del artículo la disyuntiva ¿Dr. Marcus Welby o Dr. Joseph Mengele? Dr. Welby (muchos de los colisteros lo recordarán, porque en algunos casos instigó alguna que otra vocación) representaría el papel del bueno: todo en interés del paciente. Y el Dr. J Mengele encarnaría el papel del malo: todo en interés de la organización. Podrá parece todo exagerado, pero en el tema de la atención (desatención) a inmigrantes estamos YA en la encrucijada: ¿optamos por Dr. Welby o por Dr. Mengele?, o dada la simplificación ¿optamos por la irracionalidad del Dr. Welby o por la irracionalidad del Dr. Mengele? Si todo reside en que estamos al servicio de la institución para la que trabajamos y nos paga, como se ha apuntado en algún correo, no cabe ninguna duda de que Joseph Mengele fue realmente eficiente. En todo caso la propuesta que se deduce de la ocurrencia del excelentísimo Sr. Morago, no va precisamente en la línea del Dr. Welby. Obviamente sus intereses son solamente los de la institución, los del estado. Se olvidó de los ciudadanos, lástima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinion, enriquece el post.