sábado, 2 de julio de 2011

yodo en lactancia

Es preciso o recomendable el que la madre lactante tome aporte de yodo en forma de suplemento en esta región?. ¿Sería suficiente con recomendar tomar sal yodada?. En caso de ser recomendable, ¿Bastaría con darlo sobretodo los primeros meses en que la lactancia es en exclusiva y el lactante sólo toma lactancia materna?

Respuesta

En una pregunta clínica formulada en marzo del 2011 al servicio Preevid (Ver enlace más abajo) hay información sobre la ingesta de suplemento de yodo en la mujer gestante y durante la lactancia natural. De la lectura de la respuesta se puede concluir que, aunque determinados documentos de consenso recomiendan mantener el suplemento de yodo durante la gestanción y lactancia, no hay una evidencia clara que justifique su empleo en zonas geográficas sin déficit , o con un déficit leve de yodo y  además  pueden provocar efectos secundarios.
La búsqueda realizada con el enfoque específico de la lactancia materna, tan solo ha detectado los siguientes documentos de interés no incluidos ya en la contestación a la citada pregunta y que describen  la concentración de iodo en la leche materna; pero no permiten extraer conclusiones para nuestra Región:
  • Un estudio realizado en Hungría en 72 madres, en un medio con déficiti de yodo, muestra que el contenido  de yodo en la leche materna es bajo y no cubre las necesidades del recién nacido(1)(Leído solo el resumen. Texto original en húngaro).
  • Otro similar realizado en Rusia(2), muestra un contenido bajo de iodina en leche materna (Leído solo el resumen. Texto original en ruso).
  • Una revisión de los trabajos publicados hasta el 2007(3), muestra que los niveles de yodo en la leche materna son más elevados en zonas con profilaxis con sal o aceite yodados.Estudios realizados en Francia, Alemania, Bégica, Suecia, España, Italia, Dinamarca,Tailandia y Zaire muestran unas concentraciones en la leche materna por debajo de 100  microg/l (Se estima como un nivel adecuado de 100 a 150 microg/l). Niveles adecuados se hallaron en estudios de USA, China, Irán y otras partes de Europa. Los datos que aporta de España forma parte de un estudio multicéntrico europeo realizado en 1988, en el que el nivel de yodo en la leche materna de 69 madres residentes en Madrid fue de 77 microgramos/l.
  • Otro estudio realizado en España y publicado en 1994(4), a 34 madres de niños prematuros ingresados en un hospital de Madrid y a 13 madres con parto a término, se les midió la concentración de yodo en la leche materna. No hubo diferencias entre la concentración de prematuros y de parto a término; siendo la concentración baja para las necesidades de niños prematuros.
Referencias (4):
  1. Griff T, Czakó K, Lugasi A, Martos E. [Iodine content of mother's milk--Hungarian representative survey, 2006]. Orv Hetil. 2009 Jul 26;150(30):1407-11. [Resumen] [Consulta: 29/06/2011]
  2. Sen'kevich OA, Sirotina ZV, Koval'skiĭ IuG, Golik LS. [Iodine content in breast milk of nursing mother in norme and premature birth]. Vopr Pitan. 2008;77(6):75-8. [Resumen] [Consulta: 29/06/2011]
  3. Azizi F, Smyth P. Breastfeeding and maternal and infant iodine nutrition. Clin Endocrinol (Oxf). 2009 May;70(5):803-9. [Resumen] [Consulta: 29/06/2011]
  4. Ares S, Quero J, Durán S, Presas MJ, Herruzo R, Morreale de Escobar G. Iodine content of infant formulas and iodine intake of premature babies: high risk of iodine deficiency. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 1994 Nov;71(3):F184-91. [Resumen] [Texto Completo] [Consulta: 29/06/2011]
Estas referencias son del tipo:
  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 3 referencias
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 0 referencia
  6. Sumario de evidencia: 0 referencia
  7. Revisión narrativa: 1 referencia
  8. Información para pacientes: 0 referencia

Preguntas relacionadas

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.
De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Sanidad y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinion, enriquece el post.