martes, 8 de mayo de 2012

Atencion centrad en paciente

-para información, por si le interesa a alguien, y lo quiere difundir, abajo y anexo, el informe sobre la reunión del Consejo Asesor de la SEMFYC -son 1376 palabras -un abrazo -juan INFORME DE LA REUNIÓN DEL CONSEJO ASESOR DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE MEDICINA DE FAMILIA Y COMUNITARIA Barcelona, 20 y 21 de abril de 2012 Síntesis El Consejo Asesor de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) revisó el concepto de "atención centrada en la persona", con la idea de definir su contenido y su aplicación clínica. Se comprometió a generar una propuesta final antes del otoño. Definió "atención centrada en la persona" con la palabra clave de "respeto" a las expectativas y creencias del paciente, la familia y la comunidad. Propuso la elaboración de un cuestionario auto-aplicado para ayudar al médico de familia a valorar y mejorar su compromiso con la "atención centrada en la persona". Aunque la iniciativa ha contado con años de práctica y teoría sobre la "atención centrada en la persona", ahora se trata de lograr un potente eje que lleve un mensaje positivo al médico de familia, al tiempo que se convierta en bandera que facilite las respuestas de la SEMFYC a las cambiantes condiciones profesionales, sociales y económicas. Desarrollo de la sesión El trabajo empezó con un texto elaborado para la ocasión (abajo), que se distribuyó diez días antes del encuentro del grupo. Dicho texto señala el dilema del médico entre sus deberes para con el paciente (familia y comunidad) y para la institución (y la sociedad). Cabe el "todo para el paciente", y el "todo para la institución", pero los extremos suelen ser perjudiciales y habitualmente erróneos. En el debate virtual quedó claro que el dilema admite el plural y la complejidad. Se aceptó el considerar también la prestación de servicios en el ámbito privado, por más que en general el debate del Consejo Asesor se refiriera al ámbito de las instituciones sanitarias públicas y al trabajo por cuenta ajena. Se comentó la necesidad de encontrar un punto de equilibrio entre el papel del médico de familia como "piloto de aviación" y "director de orquesta", en base a un equipo funcional muy accesible y al desarrollo de una polivalencia que permita ofrecer longitudinalidad (atención al paciente por el mismo profesional, a lo largo de años, para muy variados problemas de salud). El debate virtual permitió definir un interés por lo práctico, por llevar las conclusiones a la consulta y al trabajo diario del médico. Por ello resultará clave el "cómo", para lograr la expresión cotidiana de los valores que conlleva la "atención centrada en la persona". Como ejemplo de esta consideración global de la persona, se señaló la necesidad de mejorar la respuesta, por ahora muy intuitiva, a los pacientes con varios problemas de salud (incluyendo una visión múltiple, biológica, psíquica y social). En el curso del debate presencial se decidió elaborar una definición de la "atención centrada en la persona", desde el punto de vista del médico de familia, con las siguientes claves: respeto a las expectativas y creencias del paciente, la familia y la comunidad flexible, dinámica, compleja que considera problemas biológicos, psicológicos y sociales capaz de dar respuesta a las necesidades del paciente, su familia y comunidad, por el propio médico de familia o por miembros del equipo de atención primaria concatenación de eventos de atención (consulta, domicilio, comunidad, y por otros medios como teléfono y sistemas de información) evitación de la fragmentación y de los errores que provoca la misma con identificación mutua entre el paciente/familia/comunidad y el médico sin olvidar ni a la organización ni a la sociedad La palabra clave es "respeto", a las expectativas y creencias del paciente, su familia y su comunidad. Se trata de dar valor a la interpretación por el propio paciente de sus problemas, y a considerar clave el conjunto de los mismos y el deseo del paciente respecto a prioridades e intervenciones. Ello supone utilizar los recursos y las normas de la institución, y el conocimiento científico, de forma que se analicen las necesidades expresadas, y las otras, y se dé respuesta flexible, dinámica y compleja. Por ello, se podría definir "atención centrada en la persona", desde el punto de vista del médico de familia, como aquella atención respetuosa con las expectativas del paciente, la familia y la comunidad, que es flexible, dinámica y compleja, capaz de dar respuesta a las necesidades expresadas y otras, que concatena y suma eventos de atención, con identificación mutua entre el médico y el paciente/familia/comunidad, y que no olvida ni los objetivos de la organización, ni los de la sociedad. La segunda parte del debate se centró en los "condicionantes" que dificultan la consecución de esta "atención centrada en la persona". Entre ellos: 1. del paciente: cambios demográficos (envejecimiento, nuevos modelos de familia, hogares monopersonales,...), exclusión social, multi-morbilidad, movilidad geográfica, expectativas en salud excesivas, uso de tecnologías de la comunicación, cultura de la inmediatez en los servicios, disminución de la resistencia a la frustración, etc. 2. de los médicos (y otros profesionales): resistencia al cambio, comodidad en los horarios, deseo de una vida más controlada (con más tiempo para la realización no profesional), desgaste profesional que se compensa con trabajo centrado en la demanda verbalizada, interiorización de un modelo biológico centrado en el diagnóstico, rechazo a la queja-síntoma mal definido, temor a la incertidumbre con minusvaloración de la clínica, falta de compromiso con la comunidad, escaso liderazgo clínico en los centros de salud, cultura del pesimismo, etc. 3. del sistema sanitario: centrado en el encuentro directo con el profesional, diseño de historias clínicas electrónicas que no tienen en cuenta el "enlace" entre familiares, abandono de los profesionales, ausencia de una gestión clínica y de gestores profesionales de primaria, "ocurrencias" continuas sin fundamento científico, cultura de la desconfianza hacia los profesionales, falta de iniciativas que aumenten la continuidad y la longitudinalidad, limitaciones para la auto-gestión de las agendas por los propios profesionales, alejamiento de la respuesta sanitaria del "profesional natural" (por ejemplo, con el desarrollo de dispositivos de emergencias, o "call centers" desconectados de la atención primaria), debilitación del mantenimiento de un mismo "cupo" para médico y enfermera, incentivos que no valoran ni la atención biopsicosocial, ni la longitudinalidad, carrera profesional sin futuro claro, ausencia de pago diferencial en el cápita, etc. 4. de otros actores: "descremado" de pacientes en aseguradoras privadas, falta de fomento de docencia e investigación por las instituciones correspondientes, organizaciones de pacientes centradas en la enfermedad, industria farmacéutica y tecnológica que optimiza lo simple, iniciativas como "crónicos" y "gestión de casos" que rompen la horizontalidad de la atención, etc. La SEMFYC aceptó el reto de comprometerse en el desarrollo de la iniciativa y en su difusión, a la espera del informe y las propuestas del Grupo Asesor. Se decidió crear un listado para su auto-administración, de forma que el médico pudiera valorar y mejorar su práctica "centrada en la persona". Además, se producirá un conjunto de "cómos", simples y definidos, sobre los valores implicado en la "atención centrada en la persona", aprovechando lo ya hecho por la propia SEMFYC. En todo el trabajo, hecho y por hacer, se adoptó una postura pragmática, de consecución de "atención centrada en la persona" sin crear expectativas excesivas ni frustraciones frecuentes. Por ejemplo, moderar el impacto de la ausencia de suplentes, asignando el paciente al mismo médico en todos los encuentros, durante la ausencia del titular. En otro ejemplo, fomentar agendas con "huecos", para poder atender las urgencias del cupo. También hubo compromiso en desarrollar indicadores, definidos y medibles, para estimar tanto el cumplimiento de la "atención centrada en la persona" como su impacto en la salud de los pacientes, y en el uso de servicios. El informe ha sido elaborado por Juan Gérvas, médico general, Equipo CESCA, Madrid (jgervasc@meditex.es www.equipocesca.org). Es un resumen personal, con el propósito de ordenar y difundir ideas. Si hay errores y/o equivocaciones son del autor. Participaron en el debate, por orden alfabético del primer apellido, los siguientes médicos de familia: Luis Aguilera, José Basora, Verónica Casado, Manel Ferrán, Tomás Gómez Gascón, María Santos Ichaso, Asensio López, Manuel Medina, Miguel Melguizo, Carmen Moliner, Luis de la Revilla y Vicenç Tomás. Albert Planes y José Ramón Vázquez Díaz participaron activamente en el debate previo, virtual, y en la presentación al plenario de los resultados presenciales. Se excusó, pues no pudo asistir, Amando Martín Zurro. http://www.equipocesca.org/organizacion-de-servicios/atencion-primaria-servicios-personales-muy-variados-propuesta-de-texto-para-debate/ -- Juan Gérvas www.equipocesca.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinion, enriquece el post.